jueves, 27 de marzo de 2014

Las cruces del cielo: ¿debemos preocuparnos? O mejor ocuparnos…

Mucho se habla de las famosas cruces cósmicas que se forman en el cielo. Y no precisamente se habla bien. Tienen tanta mala fama como Mercurio retrógrado. La gente pregunta, se asusta, comenta. Pero, ¿son tan malas en verdad?

Veamos de qué se tratan estas cruces.

En Astrología hablamos de elementos y dinamismos. Cada signo pertenece simultáneamente a un elemento y a un dinamismo. Son 4 elementos (fuego, tierra, aire y agua) y 3 dinamismos (cardinal, fijo, mutable). Si multiplicamos 4x3, tenemos los 12 signos.

Los signos que pertenecen al mismo elemento forman triángulos armónicos, la energía fluye sin dificultad. Esto nos hace sentir bien. Pero ¡ojo!, en la confianza de que las cosas se darán sin esfuerzo, podemos “achinchorrarnos” y caer en la pereza o inacción. Entonces el milagro pasa por debajo de la mesa. Los signos del triángulo de fuego son Aries, Leo y Sagitario. Los de tierra: Tauro, Virgo y Capricornio. Los de aire: Géminis, Libra y Acuario. Los de agua: Cáncer, Escorpio y Piscis. Si los dibujamos todos juntos, se forma un mandala en el zodiaco.



Los signos que pertenecen al mismo dinamismo forman cuadrados tensos, la energía no fluye con facilidad, se generan retrasos, insatisfacciones, incomodidades y estrés. Por lo tanto, no nos sentimos bien. Sin embargo, a fin de que el malestar no prosiga indefinidamente, uno busca una solución, una acción que rompa la tensión y libere la energía, con lo cual obtenemos finalmente algún resultado. Entonces, después de todo, no son tan “malos” estos cuadrados, también conocidos como cruces cósmicas, grandes cuadraturas o grandes cuadrados. Los signos de la cruz cardinal son Aries, Cáncer, Libra y Capricornio. Los de la cruz fija son Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Los de la mutable son Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis. Si los dibujamos todos juntos, también se forma un mandala en el zodiaco.


 


Tanto los triángulos como los cuadrados son necesarios, los primeros nos dan la felicidad y los segundos el picante de la vida. Si todo es triángulo, nos aburrimos. Si todo es cuadrado, nos agotamos. Entonces necesitamos ambas figuras.

En todas las cruces cósmicas la tensión lleva a una acción, a grandes esfuerzos, pero de maneras distintas. Las cruces cardinales producen una acción rápida, las fijas una acción deliberada, y las mutables una acción que dependerá de la acción y reacción de los demás. La cruz cardinal exige mucho movimiento y puede generar agotamiento. Las soluciones son impulsivas, inmediatas. La cruz fija es la más difícil, requiere solidez y puede generar mucha frustración, pues a la que le cuesta más encontrar una vía de salida. La Cruz Mutable aumenta la confusión y puede llevar a trabajar en propósitos distintos y contrarios por la indecisión o por seguir la opinión de los demás, malgastando oportunidades. Todas las cruces dan la sensación de estar atrapados en un cuadrilátero sin poder bajar de allí.

Pero por fortuna, el cielo no para de moverse y más tarde o más temprano estas cruces se rompen y con ello viene la liberación de la energía.

La duración de las cruces dependerá de los planetas que estén en las cuatro puntas del cuadrado. Si están involucrados el Sol o la Luna, son momentos puntuales de uno o dos días. Pero si están involucrados planetas generacionales, de movimiento lento, entonces entramos en una carrera de resistencia, no de velocidad.

Es el caso de la cruz actual, que es cardinal y muy activa, formada por planetas de movimiento muy lento, por lo que la acción es continuada y prolongada. Tenemos a Plutón en Capricornio, Urano en Aries, Júpiter en Cáncer y Marte en Libra, que estuvo primero directo, ahora retrógrado y luego volverá directo. Por eso sentimos tanta tensión y agresividad en el ambiente, a nivel general, no sólo en Venezuela. Y por eso parece nunca acabar.

Y la sensación también es individual, pues a cada quien esta cruz le toca alguna parte de su carta, sacudiendo simultáneamente la familia, la pareja y el trabajo; o el dinero, las inversiones, los hijos y la diversión; o los medios de comunicación, el vecindario, los viajes, los estudios y la salud.

Entonces, sabiendo que esto se lleva su tiempo pero que pasará, tomamos consciencia de la energía y hacemos los mejor posible por OCUPARNOS, en vez de preocuparnos, canalizando esta cruz: podemos hacer ejercicios para drenar, o meditar para calmarnos, o escribir para desahogarnos, o pintar para plasmar lo que sentimos, o reunirnos con amigos o vecinos para intercambiar ideas y buscar las soluciones más convenientes a nuestros comunes problemas.

No es fácil, pues tres de los planetas involucrados son agresivos (Marte, Urano y Plutón). El cuarto, Júpiter, es el llamado Benéfico Mayor, que en este caso lejos de suavizar la energía la amplifica. Por eso tanta beligerancia y violencia a la vista. La clave es convertir la agresividad en asertividad para hacer propuestas constructivas que liberen la tensión.

Más allá de lo que podemos hacer a nivel individual, también hay energía universal que escapa a nuestras manos, que se mueve a niveles superiores o sutiles, y sobre las que no tenemos control, como por ejemplo la Naturaleza. Ella también se activa pues vibra con esta misma energía. Ella también tiene necesidad de liberar esta energía. Muchos astrólogos y videntes se han atrevido a pronosticar un sismo importante. Yo, con honestidad, no lo sé, pero nunca está de más ser precavidos, más sabiendo que estamos en un país que es atravesado por la falla tectónica de la Cordillera de la Costa y de la Cordillera de Los Andes. Nuevamente se trata de OCUPARNOS, no de preocuparnos, y tomar las medidas de resguardo necesarias ante tal eventualidad.

Fechas críticas

En Astrología se trabaja con orbes, lo que genera una amplitud en el tiempo de ocurrencia de los eventos. Se pueden estimar las fechas más probables con los grados exactos, pero se amplía el rango pues muchos factores influyen. En particular, la Luna puede ser un disparador de eventos que agita la cruz por momentos. Tomando esto en cuenta, veamos:

Desde julio de 2010, cuando Urano inició su entrada en Aries, se formó la cuadratura con Plutón, que durará hasta aproximadamente abril del 2017. Cada vez que dos planetas se coloquen en Cáncer y Libra, se formará esta cruz. Si tomamos en cuenta al Sol, será cada año en julio y en octubre. Con Mercurio y Venus, también ocurrirá dos veces cada año, cerca de los meses en que lo hace el Sol. La Luna se encargará de cerrar el cuadrado. Serán picos de uno o dos días.

Con Marte, Júpiter y Saturno, ha habido entradas en los signos críticos pero no en los grados cercanos necesarios para formar la cruz (sólo se han formado Cuadraturas en T, que también son tensas), hasta este año 2014, cuando alcanzaron las posiciones apropiadas:
Primera quincena de enero.
Segunda quincena de abril.
Primera quincena de mayo.
El aspecto más fuerte se dará a los 13 grados (Venezuela tiene el Sol a 12 grados de Cáncer, uno de los vértices de esta cruz cardinal), durante el 22 y 23 de abril. En ese momento la Luna estará en Acuario, signo de lo imprevisto.
Pero la Luna podrá ser un disparador también el 14 y 20 de abril. El 15 de abril habrá un eclipse lunar en Libra que igualmente será relevante.




No debemos olvidar que mientras Júpiter esté entre los grados 10 y 14 (se puede ampliar el rango aun más), la figura solar del país estará protegida. Pero he visto muchas veces como Júpiter actúa ampliando lo que hay en la carta. Por ejemplo, si hay un tumor oculto, Júpiter lo hace crecer, con lo cual se descubre y puede ser curado. Es como si estás al borde de un barranco y pasa Júpiter y te da el empujón que falta para que termines de rodar. Seguramente la experiencia traerá al final algo positivo, pero la rodada sin duda será dolorosa.

No tengo una bola de cristal para saber cómo será el desenlace final, sólo sé que en abril tendremos que ponernos las alpargatas, que lo que viene es joropo!

Nota: termino colocando un mapa señalando otros puntos del globo terráqueo donde pueden sentirse las mismas fuerzas que en Venezuela (ver círculos rojos).


Si deseas conocer con más detalle estos pronósticos, así como la descripción de la energía mes a mes, con las fechas más favorables y las menos agradables, consulta tu Calendario Astrológico Electrónico 2014.

Para el Calendario Astrológico Electrónico®, consultas y cursos de Astrología y Tarot, escríbeme a: astroariflores@gmail.com
Sígueme por Twitter: @florari




5 comentarios:

  1. Excelente análisis Aridna, gracias por toda la información que publícas!!

    ResponderEliminar
  2. RING DE BOXEO, ME SUENA Y MARTE EN OCCIDENTE, MIRA TU, COMO SE ADELANTAN LOS HECHOS.

    ResponderEliminar